Uncategorized

Addicció a l’esport

Posted on Actualizado enn

Intervenció a Catalunya Radio al programa “Estat de Gracia” el 15 de febrer de 2017

http://www.ccma.cat/audio/embed/951299

 

Anuncios

Diseño general de un proceso de intervención en psicologia del deporte

Posted on

 

En general partimos de una DEMANDA, está se ha de convertir en un PROYECTO y a partir de aquí se ha de elaborar un PROGRAMA

Una demanda se puede convertir en diferentes proyectos

Un proyecto puede incluir diferentes programas

DISEÑO DE LOS PROGRAMAS

Para facilitar y aclarar la asignación y realización de las tareas de un programa, estos se dividirán en cuatro niveles, según su grado de dificultad y peso específico de responsabilidad.

NIVEL 1: Tareas relacionadas con aspectos cognitivos y personales del usuario; entrevistas de profundidad, revisión de objetivos, problemas familiares o personales, supervisión, elaboración de informes externos …

NIVEL 2: Aplicación y enseñanza de técnicas, impartir formación, proporcionar recursos psicológicos en los entrenamientos deportivos, interpretación de pruebas psicotécnicas básicas, elaboración de informes internos, …

NIVEL 3: Registro de observaciones (plantillas, videos, etc.), pasar pruebas psicotécnicas, …

NIVEL 4: Pasar informes al ordenador, consultas bibliográficas, buscar informaciones, tareas administrativas, …

PROCESO Y FASES EN PROGRAMAS DE INTERVENCIÓN (modelo de Egan)

 FASE I: Identificación y clarificación del problema o demanda.

1.A   Ayudar al cliente a explicar su problemática.

1.B   Centrar el problema o la demanda. Nivelación.

1.C   Puntos ciegos y nuevas perspectivas.

FASE II: Establecimiento de objetivos y desarrollo y elección de escenarios preferidos.

2.A   Construcción de un nuevo escenario.

2.B   Evaluación de los objetivos del nuevo escenario.

2.C   Elección y compromiso

FASE III: Acción y progreso hacia el escenario preferido.

3.A   Descubrir estrategias de acción.

3.B   Elección de estrategias y desarrollo de un plan de acción.

3.C   Implantación de los planes y logro de objetivos

El psicólogo directivo inicia la intervención en la fase III. El psicólogo no directivo acaba al final de la fase I o principio de la fase II. Ninguna de las dos opciones aprovecha al máximo las posibilidades de la intervención.

Se puede empezar por una actitud poco directiva para transmitir unas actitudes de respecto y comprensión y una vez establecidas las bases de una relación implicada, proceder con una acción más directiva.

La organización de las etapas ha de ser flexible, por ejemplo cuando el cliente esta planificando la acción (fase II) puede descubrir nuevos problemas que antes no sospechaba, y por lo tanto se debería volver de nuevo a la fase I.

Cada fase necesita unas habilidades de intervención diferentes. Por ejemplo en la fase I se ha de especificar el CONTRATO DE INTERVENCIÓN que es el acuerdo sobre el problema a tratar y la forma de tratarlo. El contracto supone un plan de la intervención para poder construir el proceso posterior.

El psicólogo en todo caso tiene que:

  • Plantear una hipótesis del problema o demanda.
  • Decidir que se ha de hacer primero y que después, lo que implica funcionar a partir de un MODELO PSICOLÓGICO DE INTERVENCIÓN.

 

MENOS BLA-BLA-BLA Y MÁS BUENAS PRÁCTICA

Posted on Actualizado enn

MENOS BLA-BLA-BLA Y MÁS BUENAS PRÁCTICAS. Traducido del artículo de Carles Capdevila publicado en el diario Ara.cat 15/07/2016

 HAY DOS EXTREMOS. Gente que hace buen trabajo silenciosa de la que no sabemos nada. Y gente que no hace nada, o nada bueno, pero se sabe vender. Y una amplia gama intermedia entre el hacer y el explicar qué haces.

Y el caso es que necesitamos que las buenas prácticas de la gente que trabaja mejor nos lleguen. Las hemos de identificar y reconocer, no sólo como agradecimiento sino como estímulo y brújula para los demás. Y no siempre es fácil. Hay un inconveniente de base: saber actuar no garantiza saberlo explicar, de la misma manera que saberlo explicar no es ninguna prueba de saberlo hacer. De ahí que demasiado a menudo el discurso y la realidad se alejen y pierdan conexión. De hecho, el discurso más efectista y deslumbrante suele ser poco aplicable al día a día, lleno de baches y de grises.

Pero no podemos desistir. Los oficios y capacidades y habilidades y aptitudes y actitudes se transmiten más a través del ejemplo que a través de sermonetes. La reflexión aporta luz para el viaje, pero es insuficiente para muchos túneles.

Y estamos en un mundo demasiado esclavo de las palabras. Lo corroboro de la manera más autocrítica que puedo, porque lo vivo, del bla-bla-bla. Y a pesar de adorar las palabras, a pesar de emocionarme con lo que generan cuando se juntan de determinada manera, sé cómo pueden ser de tramposas. No sólo cuando las manipulamos expresamente, sino cuando las palabras mismas nos ayudan a autoengañarnos, nos hacen creer que ya lo hemos entendido, y embriagados por la falsa lucidez de la razón nos olvidemos de la acción.

De ahí mi admiración absoluta por los que hacen buen trabajo cada día en silencio, y la certeza de que conviene que nos llegue el testigo. Debemos poner más altavoces a los que hacen mucho y no escuchamos lo suficiente.

Éxito del curso “Parir una Serie”

Posted on

Todo un éxito de creatividad, idees y participación en el curso “Parir un Serie” realizado en nuestra sala de formación e impartido por el escritor, guionista y colaborador de nuestros cursos de hablar en público Pep Bras.IMG_6903