RRHH

MENOS BLA-BLA-BLA Y MÁS BUENAS PRÁCTICA

Posted on Actualizado enn

MENOS BLA-BLA-BLA Y MÁS BUENAS PRÁCTICAS. Traducido del artículo de Carles Capdevila publicado en el diario Ara.cat 15/07/2016

 HAY DOS EXTREMOS. Gente que hace buen trabajo silenciosa de la que no sabemos nada. Y gente que no hace nada, o nada bueno, pero se sabe vender. Y una amplia gama intermedia entre el hacer y el explicar qué haces.

Y el caso es que necesitamos que las buenas prácticas de la gente que trabaja mejor nos lleguen. Las hemos de identificar y reconocer, no sólo como agradecimiento sino como estímulo y brújula para los demás. Y no siempre es fácil. Hay un inconveniente de base: saber actuar no garantiza saberlo explicar, de la misma manera que saberlo explicar no es ninguna prueba de saberlo hacer. De ahí que demasiado a menudo el discurso y la realidad se alejen y pierdan conexión. De hecho, el discurso más efectista y deslumbrante suele ser poco aplicable al día a día, lleno de baches y de grises.

Pero no podemos desistir. Los oficios y capacidades y habilidades y aptitudes y actitudes se transmiten más a través del ejemplo que a través de sermonetes. La reflexión aporta luz para el viaje, pero es insuficiente para muchos túneles.

Y estamos en un mundo demasiado esclavo de las palabras. Lo corroboro de la manera más autocrítica que puedo, porque lo vivo, del bla-bla-bla. Y a pesar de adorar las palabras, a pesar de emocionarme con lo que generan cuando se juntan de determinada manera, sé cómo pueden ser de tramposas. No sólo cuando las manipulamos expresamente, sino cuando las palabras mismas nos ayudan a autoengañarnos, nos hacen creer que ya lo hemos entendido, y embriagados por la falsa lucidez de la razón nos olvidemos de la acción.

De ahí mi admiración absoluta por los que hacen buen trabajo cada día en silencio, y la certeza de que conviene que nos llegue el testigo. Debemos poner más altavoces a los que hacen mucho y no escuchamos lo suficiente.

Anuncios

Curso de Hablar en Publico en el INEFC de Barcelona

Posted on

Nuevo curso de Hablar en Público con nuestros actores y formadores Joan Pera, Alex Casanovas y Jaume Martí en la Escuela de Verano del INEFC de Barcelona con un gran éxito de participación y asistencia.IMG_6941 IMG_6934

Éxito del curso “Parir una Serie”

Posted on

Todo un éxito de creatividad, idees y participación en el curso “Parir un Serie” realizado en nuestra sala de formación e impartido por el escritor, guionista y colaborador de nuestros cursos de hablar en público Pep Bras.IMG_6903

Curso para exjugadores del Barça

Posted on Actualizado enn

Un honor y un placer impartir un curso de Tecnicas para Hablar en Publico para exjugadores del Barça.

¿Por qué somos competitivos y nos gusta ganar?

Posted on Actualizado enn

El ser humano como especie animal que es, tiene en su codificación genética la misión de perpetuar su especie, y en el ámbito más reducido i social la perpetuación de sus semejantes, de aquellos que piensan igual que él, que comparten similitudes, etc. , y evidentemente esto significa enfrentarse a todos aquellos que puedan hacer peligrar al grupo o colectivo al que pertenecen, y por lo tanto, entrar en competición con los supuestos agresores.

Es por eso que no solo el ser humano es competitivo, sino todas las especies vivas del planeta lo son, los animales, los insectos, las plantas, etc., todos luchamos con un único fin; perpetuar nuestra especie, aunque esto conlleve el sacrificio y la muerte de unos cuantos en benefició de la comunidad, clan, grupo o especie al que pertenecen.

La diferencia que nos caracteriza a los seres humanos del resto de especies animales es nuestra capacidad de raciocinio y por lo tanto de ser conscientes de nuestro pasado y de nuestro futuro, esto nos da la opción de ser conscientes de nuestra muerte y de nuestra existencia. Gracias a ello, hemos aprendido a canalizar y transferir nuestros impulsos competitivos a situaciones menos dañinas que nuestra muerte y la aniquilación de nuestro adversario, aunque muchos de los conflictos bélicos de nuestros días nos demuestran que prevalece nuestra programación genética por encima de nuestra razón social.

El mundo del deporte es un buen ejemplo de lo que decimos, en una competición deportiva se integran muchas de las vertientes bélicas de las que hemos hecho referencia, se habla de ofensiva, ataca, defensa, se utilizan estrategias para reducir al contrario, etc.

El deporte de competición es la más clara transferencia y el mejor sustituto de los enfrentamientos bélicos entre grupos y comunidades. Los juegos olímpicos se iniciaron como demostración de fuerza de los guerreros que tenia cada ciudad en el antigua Grecia, hoy en día esta demostración de fuerza continua en muchas de las competiciones internaciones que se realizan a lo largo del año en prácticamente todo el planeta, incluso la gran mayoría de especies animales recurren a la demostración de fuerza antes de entrar en combate, con la intención de ahuyentar al enemigo y evitar el enfrentamiento, posiblemente mortal.

Cuando dos equipos se enfrentan en un partido de futbol, en muchas ocasiones están representando de forma simbólica todos estos patrones que llevamos impregnados en nuestros genes.

A lo largo de los miles de años, nuestra evolución fisiológica i cognitiva no ha ido en consonancia a nuestra evolución social y tecnológica. Seguimos estando programados para vivir como lo hacíamos hace 60.000 años, en cavernas, rodeados de amenazas, luchando día a día por nuestra supervivencia y la de nuestro grupo. Hoy en día, nuestro cuerpo, nuestras funciones químicas y fisiológicas, el funcionamiento de nuestro cerebro, etc. sigue las pautas de nuestros ancestros, pero con la diferencia de ya no necesitamos realizar todas esas tareas para sobrevivir, por lo menos en la civilización occidental donde vivimos. Tenemos fobias a animales y situaciones que actualmente no representan una amenaza directa para nosotros (serpientes, arañas, espacios abiertos, cerrados, etc.) pero que hace unos años atrás eran un serio peligro para nuestra vida, y por eso, la fobia no deja de ser un mecanismo de defensa que hoy en día, ya no nos es útil, e incluso nos molesta y nos impide vivir con una cierta calidad de vida. Nuestro cuerpo sigue acumulando grasa, muy a pesar nuestro, por si nos encontramos en un periodo de hambruna, esta programado para ello

Lo mismo nos sucede con la competitividad, la hemos transferido al mundo de los negocios, del deporte, en situaciones cotidianas, al conducir nuestro coche, etc. Llevamos la competición en lo más profundo de nosotros para poder vivir o sobrevivir.

JAUME MARTÍ MORA

EL COANCHIG DEPORTIVO NO ES UNA PROFESIÓN

Posted on Actualizado enn

La división de Psicología del Deporte del COP se pone en contacto con el Ministerio para aclarar dudas sobre el coaching.

Ante la creciente confusión existente acerca de la estrategia de intervención psicológica denominada coaching y sobre su sustantivación como categoría profesional, la División de Psicología de la Actividad Física y el Deporte (PACFD), del Consejo General de la Psicología (COP), dirigió un escrito a Montserrat Gomendio Kindelan, Secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, solicitándole que informara de si el denominado Coach Deportivo, Entrenador Mental o Actitudinal está reconocido en el catálogo Nacional de Titulaciones Universitarias (licenciatura o grado) o el de Formación Profesional. Asimismo, se le preguntó sobre si se contemplaba dicha inclusión y/o si existían centros autorizados por las administraciones educativas para impartir dichas enseñanzas y, en su caso, su validez académica y profesional, así como si facultan para el ejercicio de alguna profesión reglada.

La respuesta del Ministerio, con fecha 15 de abril de 2014, indica que NO existe una titulación universitaria ni de formación profesional que contemple la habilitación profesional de coach/coaching deportivo, entrenador actitudinal o mental, que tampoco existen centros oficiales de enseñanza para dicha actividad, aunque sí se reconoce la existencia de materias relacionadas con contenidos psicológicos para la mejora del rendimiento dentro de programas de diferentes másteres universitarios, cuyo contenido es propio y no oficial, pero SIN que implique una categoría profesional a efectos laborales o de hacienda.

Por lo tanto y a modo de resumen, la respuesta del Ministerio nos permite señalar que:

– No existe formalmente la profesión de coach deportivo, entrenador actitudinal o mental.

– No existe, por tanto, ninguna formación ni centro oficial que pueda dar una titulación oficial en coach deportivo, entrenador actitudinal o mental.

– Sí que existe formación en contenidos de coaching en másteres universitarios o de entidades privadas. Es decir, que den formación en estrategias de coaching, pero en ningún caso conduce o determina un ejercicio profesional específico y diferenciado de las titulaciones ya reconocidas, como es el caso de la Psicología.